Nos vamos de boda…

Como ya he dicho en miles de ocasiones este año en la familia nos vamos de boda! Y claro no es un bodorrio cualquiera, por lo que merece que el atuendo no sea un vestido cualquiera o unos zapatos cualquiera. Aún sin tener vestido me voy a aventurar a imaginar como serían los zapatos ideales no para la novia, que ella ya elegirá lo que le toque, sino para la dama de honor perfecta, que voy a intentar ser yo. No sabéis lo feliz que estoy de ser dama de honor.

La boda ajetreada…

Si tengo, que tendré que hacer muchas cosas ese día creo que lo mejor será que el día comience con algo cómodo para poder correr de aquí para allá sin cansar los pies ya que será un día tremendamente largo, por lo que unas bailarinas cómodas sería lo ideas para empezar el día poniendo a punto la candy bar de la boda.

bailarinas boda

 

Yo necesito que algo de suela y tacón lleven porque sino me canso muchísimo, y aunque en ese momento vaya con vaqueros un día importante tiene que serlo desde que poner el pie en el suelo, así que el dorado ayuda a sentirme ya un poco dama de honor desde el desayuno.

La boda tranquila…

Superado el momento preparativos, peluquería, niña y llegada a la iglesia, es el momento de lucir los zapatos más espectaculares, los que sabes que vas a aguantar un par de horas pero que te hacen sentir la mujer más guapa del mundo, porque no solo levantan tus talones del suelo 10 centímetros, levanta tu autoestima muchísimo más!

 

sandalias boda

Y una vez que eso ha terminado hay que llegar al restaurante, que e so más doloroso, la verdad, es la parte que más nos cuesta a todas, ya ves el momento de quitarte los tacones pero te parece pronto…

La boda y el desenfreno…

Ahora sí, el cóctel ha terminado, estás sentada con el segundo plato, ya nadie te ve los pies que descansan bajo la mesa, en ese momento te quitas los zapatos para calzarte tus máquinas de bailar! Creo que me compraré algo así…. Aunque dependerá el color de mis complementos y mi vestido, pero algo así…

zapatillas boda

Besitos de mariposa

Deja un comentario