20 de Septiembre de 2011

Buenos días,

No me he vuelto loca no, la fecha está bien, estamos en 2012 pero fue en 2011 cuando mi vida cambió, el día 20 del año pasado me sometí a una cirugía que me ha hecho perder más de 35 kilos.

No voy a decir que no fuera feliz, gorda he hecho las cosas más importantes de mi vida, tuve mi primer y kaótico amor, me enamoré después del hombre de mi vida, nos casamos, viajamos y trajimos a Gaby al mundo así que sí, fue gorda y feliz…

Pero todo lo hice pensando siempre en lo que comía y en lo que no, en las dietas que debía hacer y no hacía, siempre todo iba a asociado a la comida para bien o para mal, hasta que un psiquiatra maravillosa me dió la opción de operarme y tiré para adelante.

Esta foto fue unas horas después de la operación, el humor la verdad es que no lo perdí! Estuvo a mi lado toda mi gente pero como siempre hay gente a la que darle las gracias por su incondicional compañía, mi hermana que se quedó conmigo la noche de antes solo para que no estuviera sola, a pesar de que aun no me habían operado, a mi madre por quedarse aquellas noches en las que sólo le ronqué y la incordié y aún así estuvo conmigo sin perder la sonrisa. A mi amor, mi amigo, mi marido por apoyarme aún cuando él pensaba que era una locura y que no debía arriesgarme, se mantuvo firme y entero aunque sé que le costó mucho y a mi papi por su paciencia, mis tíos por acompañarme a ingresar, a mi amiga Teresa por su visita y la tarde que pasó conmigo hasta que llegó el relevo. Estoy rodeada de tesoros… y además con 38 kilos menos!

Soy feliz…

Besitos de mariposa.